sábado, 15 de julio de 2017

AURÁTICA


El aura de la lluvia tocándome
en la zona más delicada del confort
metiéndome la lengua por las orejas con su música
trayendo la sed de las bajantes hasta mi garganta
y mi abismo respondiendo a su sequía
como un estómago de vagabundo sin suerte

Esta noche ¿qué es lo que quiere para su visitante
insomnio; encontrar la boca de la distancia;
lamer sus labios con su lengua rasposa;
preguntarle: de quién es esposa en esa orgía
que regala la rendija al ojo de la conciencia
llegada apenas con su maleta repleta de esquivos sueños?
y el libro recién abierto ¿es la distancia: d-i(n)s-t-ancia?
¿estancia de qué o de quién?
pues ansia es esa serpiente saliendo a saciar su hambre
más cuando el pelotazo del ser en la atiborrada panza,
Parece bueno que el ente tenga una gotera    [ancia?
de lenguaje en la sesera.

"¿Qué es el aura en realidad? un tejido peculiar
 de espacio y tiempo: La irrepetible manifestación
o apariencia de una distancia. No importa cuán 
cerca pueda estar el objeto"
Walter Benjamin

P.S.: Como este espacio, pese a ser burdel, pretende ser elegante y de vanguardia, les presentamos la nueva tendencia literaria: Los pispógrafos por venganza de los pospígrafes. Ya que el mundo en el arte no nos devuelve la mirada, toda vez que cada objeto artístico es un pobre guerrero sacando su óntica mano degradada por la náusea mercantil, quienes nos creemos artistas en el más trágico sentido de la palabra devolvemos la mirada al grito ahogado del culto que no quiere morir sin ser buenamente desahuciado; lo que pretende manifestar que el complejo de culpa con el que la violencia asume su voluntad de ir a poder, lo haga al menos con el diagnóstico claro de por qué las creencias metafísicas nacieron muertas.
    




jueves, 13 de julio de 2017

A QUÉ VINIMOS?


y el Señor llamó, Samuel, Samuel”

¿Habrá algo más confortante
que el silencio del coro de tu tragedia?
Acaso la dulce melodía, la bendición,
que cae por sorpresa:
haz sido elegido por este contento
sin que hayas pagado apuesta
perdieron los que apostaron a la perdida

¿Quién es más esquizofrénico
el que mantiene abierta la puerta
a la voz terrible que más allá acecha
o aquel que no discierne el enemigo
agazapado en su conciencia?

Ay, del vocerío infame
que urde hilos en un telar de inconsciencia
apoyado en las sombras frescas
de la malicia cómplice y la rabia fiera
que habla muda entre destellos
de soles ciegos en ojos que ven
más acá del argumento, sentimiento
de la excusa escurriendo el bulto
el co-r , el co-ro donde Amor
planta sus feudos

No, no estoy aquí, profeta
estoy un paso adelante
de tus estrategias.

***
HERMANOS

Tienes lo tuyo, hermana, hermano,
tu pequeño mundo
apuntalado con fuerzas difusas
para que nadie pueda de-construirlo
y lo mantienes limpio de toda culpa
con las limosnas y el sentimiento abierto
a todo lo lindo, tierno y experto
domesticado de buen tino
más, yo quiero mostrarte lo débil
con que tu fachada amarra el sol tibio
del ¡qué digan, yo sé!
De la misericordia del altísimo
y sé de la lucha a la que no se le pone filo
Qué tiene que ver el philo con la filosofía?
La frontera entre el amor y la herida
el vínculo, la delgada línea
que abre brecha y a la vez aniquila
un paraíso del milagro, la lucha
pues, que no lloro, no exijo, no tramo
tu corte está a salvo
avasallada limpia
él tiene lo suyo y lo administra
impermeabilizada la fachada de la lágrima
si necesita una ambulancia ¡que grite!
Si esgrime una sonrisa, que la disfrute
no nos hiere, no nos llega su retrato de muerte,
la calavera que gime en las narices del silencio.

***

AMARILLO

Lleva y trae el amarillo
para arriba y para abajo
y de abajo para arriba¡qué peligro!
Más, qué sabe el semáforo
del azul de las moscas de la mierda
diferente
del verde del cada-ver y su pulular
que es una cópula del azul con su vecino
sol en el centro de un sistema
tanto el roble como la enredadera
de arriba o abajo procuran su clorofila
y no necesitan afiliarse a un partido
por eso no hablan
simplemente miran y giran
en torno a su eje
al que más destilan su alcohol
sin embargo las abejas hacen su miel
de los matices que florean
allende los cantos del zodiaco
y la rosa de los vientos
y usan los números
como quien bota a la basura sus millones
para que la reina ponga sus huevos.

En esta colmena no hay zángano
hay comodín amarillo

***
PON TU EL TÍTULO

Vi un caimán tirado al sol, preguntándose
¿qué significa la fuerza con pobreza administrada?
Entonces la fe-del-río presentóse presurosa
desde lo más alto, frío, a explicarle
cuando toda mi indigencia llegue al valle
y el loor-de-k, calor, reparta su parte
en todas las cosas que encontró en el arrastre
habrá cambiado de nombre
y no es que el cielo sea mezquino
-aunque no está impedido-
a poner pared y lo que sale-de-Ud., saludhable
es que cuando la nieve cae ni-Él-la-ve
y la sierpe sabe,
que echada del paraíso no perdió su sangre
sólo que calló y acumuló dientes y sacó culo
y se echó a dormir
y desde entonces lo cu-l-to empezó a crecer
in-olvidable
pues cogía y fijaba lo que el culo iba dejando
de modo que nació la T, clave clavando
y también cambió de nombre
sólo respondía cuando la llamaban
por su nombre falso
cuando la llamaban era abuso de confianza
en el bus-té no se montaba
con el tiempo devino elegancia
-esperemos que dé, usted -
y para qué sigo cantando el canto mudo
el caí-man dijo, si todos saben
que es fácil conjurar el peligro
después que la aislante cinta se enrolla
en la bocaza.

II

¿Que si todos comprenden el punto de encuentro
entre Francisco el hombre y el papa Francisco?
No, no todos comprenden
ni siquiera sospechan que en la encrucijada humilde
Francisco el hombre descubrió en el ritmo la trampa
que en mantras de mitos administra el papa
con música elaborada por siglos de miedo
pero también del obturador de una máquina fotógrafa
conciencia abriéndose a la luz como un dedo en la llaga
¿de una virgen?
Sí, el fuelle sólo exhala melodía si el tam-tam place
a lo que pa'labra
y ¿qué hace, entonces, al pasar de los siglos, natura
de un pobre halcón peregrino entre buitres?
Medir entre trece y catorce, el cielo
y el doce que le falta a la mortaja
para que no se derrumben los pilotes de la espiral
por donde tiempo fue sacando el corcho al vino
de la ignorancia, un túnel del tiempo
entre el aire y la roca, esa disonancia
que para mantenerse se volvió humo
el que se fuma el buitre en la carroña
y el que se aroma la piedra en la piel
que indaga por el significado de sentir.

Dice entonces la boca de la loba noche
cuando ya razón y su sol se olvidaron
de la urgencia de mañana:

Ella era joven y era bella, bella
tanto, que sublimaba sus orgasmos
con un pene de humo
gatillo que disparaba bazucasos
de amor fementido
y elevaba plegarias de subterráneo en un puente
y armaba infantiles mundos plásticos de basura:
una casita con el inocente perro bravo de y-eso
el resto lo vendía como olvido e hinchazón
de complicada ciencia
que desechó básicos principios
envases
d(e)-eter-gentes aún derramando semen cálido
y sangre aburrida de mensuales rutinas
el mismo camino y pago de la ruinosa aventura
del ser sembrando donde no ha de cosechar
cosechando donde no hay fórmula de sembrar
siempre el maldito mago del acaecer...

Ella realmente creía en el amor
de modo que plantó un geranio de verdad
que había rescatado rebosando aún vitaminas
que se le comían el rubor
de la multiplicada flor-cosita
y ahora sólo roía, sin raíces, en dos dientes
de rojo ratón en el jardín aledaño del pasamanos
donde los transeúntes abismados hacían fo
a tantos desechos aporcando
y no había galán del vecindario -tantos parches-
que la comprase con ningún kilo de perico
pero mantenía relaciones cordiales
con la seriedad del delirio
que sostenía el mundo de sus desfondamientos dichosos
el sueño, el sueño, obrero silencioso...

Y un poeta le regaba el geranio en un jardín sucedáneo
me(h)ados, igual en un seto la suerte lo había abandonado
a ninguna cagada de pájaro ni trueque de abeja
esa pelota de pétalo que rueda por un sésamo bendito
a cambio, dejaban estos bandidos del submundo
pescar gordos peces de rumores de la política del espíritu
¿en qué se fundamentan los valores,
en va-loores a un cimiento hueco?
No, señores, ven-(h)ero y dinero
dí(e)n(h)ero, maldita hache
por qué eres tan puta, tan muda y tan inglesa?
Ser héroe es correr el riesgo de callar tu miedo
y lanzarte a la con-que-aquí-estás
quizás, no obtengas el amor, pero obtendrás caminos

que se te quiten el sombrero.

miércoles, 12 de julio de 2017

VACACIONES PARA WISLAWA


Ya llevaba varios días el real espejismo
acaso, quizás, un encargo venido de lejísimo
una fecha, onomástico
esa idea que se plantó delante de un despertar
Pablo descubriendo el monumento al dios desconocido
al escribirlo y rechazarlo, no hizo más que dar vía libre
a todos los dioses del aire del instante sometidos
a los dioses de la desazón, a los dioses de las cosas
que aletean en las sombras del abismo
pegándose a una gota de tinta de idea
un pensamiento envolviendo sentimiento
de un hueso quebrantado y dando lengua
para que el tuétano podrido viva y cumpla el decreto:
Zsymborska, tiene permiso de irse con ese poeta
tiene vacaciones del abismo mudo
por su buen ejemplo, por su paciencia,
por su alma generosa, por esos besos con la musa
de la lira, por esa sonrisa que enternece el aire
de las formalidades y avergüenza a las balas
todavía tan actuales, tan ellas, tan sumisamente perras
por un plato de lentejuelas del orgullo.

No, no es que me sienta mal atendida en tu madriguera apestosa
ni que no haya escuchado con atención tus confidencias al desayuno
tanta tristeza, tanta añoranza, tanta infamia, tanta ingratitud
tanta mezquindad por un saludo de unos hijos
tanta tozudez en no entregarle a la vejez
la credencial de honor y pensión de retiro
a tu despreciable miembro del club de infortunados
gozones del fuego impúdico
es que podrías haber gozado más y mejor de tu niño
de tu amistad entrañable con los muertos ilustres
y tus compromisos con el sino, si no hubiera sido
por tanta palmada de letanías de tías envidiosas
de tu travieso prepucio que tocó destrancar con pinzas
y enmarcar en un aviso de ¡peligro niñas!
y tanta falta de tacto con los ángeles de la sofística
se sientan al pupitre del trivium las señas no la elocuencia
y el impulso que agarra de las greñas
cuando están dictando su ley los motivos.

Y bien...tantas ganas de hacerme una atención
honrarte en el anfitrión de ese paisaje
me lo das y te lo doy  con maravillas de pintor
ahí, donde el evanescente trazo de ese julio lánguido
por el que me llevas mientras te muestro el cuadro
"...: si, si, querido/soy la mujer bajo el fresno"
que ahora es rotonda de antojos y atajo
de fuerzas innumerables que dan vueltas locas
despechadas de la indómita rosa de los vientos
¡mira, lo que tejió para mi esa abeja!
¡un trébol de cuatro hojas!
mientras tu te enredas en la madeja
lo tomo creciendo desde la grieta
de la escalera de mi Z
No, no cuentes peldaños, en mi están todos
ya está el daño hecho Z-s-y-m-b-o-r-s-k-a
ahora con el filo, con la delgada línea del separador
de hojas y de mundos escarbas, de arriba y de abajo
la ceniza que te dice que efectivamente estoy contigo
Ah, por qué eres aguafiestas
cuál fumador descuidado, es nuevo el libro
transparente y tú el primero aunque no el último
que sabe y desparrama cuántas cosas
no quisieran hablarte los espíritus del aire pero no pueden
a menos que encuentren un objeto que les sirva
de cómplice y heraldo
como el sello del banco dueño del libro
que como a un hato de bestias, las hojas
a todas juntas en el lomo marcó su divisa
y por qué no puedo ser yo montada en ese fuego de tinta
que voy desconchando pálpitos de tu corazón,
voy echando pintura en el abismo que ahora llamas ceniza
y acaso mañana polvo de huesos
que se yerguen cantando el color de la vida.

¡Bien! que acaso sea el hongo que ha de llevarme, por fin
a mi y a todas las letras tras la puerta de todas las puertas
acaso no puede ser como pudo el hado pintor
pintarme sin verme para que ahora me veas?


II

No, que no estoy enfadada
qué galante traerme de nuevo
a tu cornisa en el despeñadero
águila que desperdicia deliciosos fiambres
aquellos versos ¡qué me cuentas!
Sí, la música está linda
en medio del desorden y la ruina
Chopin y sus nocturnos
tan melancólicos y tan enfermos
tengo relojes por todos los rincones del nido
y todos de pronto están locos
saben que el tiempo no es ese delirio
de loro a que los someten
y entonces, me dicen:
Cómo quieres que te demos la hora
si tú no nos das la tuya
el de clase Jawaco pajarraco, gran familia
que rompió relaciones con el licenciado Vidriera
los otros rescatados de anónimas basuras
si no nos das ni siquiera nuestro alimento
de aniones y cationes en Nueva York,
en una escuela de enfermería;
en los bellos desechos salados de una virgencita
esa, cómo quieres que bese tus resecos minutos
ávidos de una lengua perfecta de poder
aunque te lo dé en groserías con tono profundo
y deliciosamente alegre: Papá, mamá ¡por siempre!
en todo el mundo el deleite, ese pan comido
en las narices del hipócrita espanto
que ora de las manos de expertos en hebreo
y junta etimologías como extorsiones y secretos
si no arriesgas un ápice de tu estupidez comprobada
Sí, esa, esa hora todavía con pies y manos humanas
que marca minutos y segundos plásticos como tu la pata
análoga manecilla atrasada una hora como diciéndote:
sé que tienes en salmuera tu hora cumplida
los otros digitalmente disparados
a alcanzar el olympo de la impostación
el guión de la vida lo ejecutan otras vidas
en otros ritmos lejanos y otras plegarias sacratísimas...
en otros displays...


Sí, para qué el tiempo del número y el paso a paso
si tienes el tiempo de la poesía
que no sólo señala los puntos cardinales
si no que te da la cosa trascendida
como si lanzaras más allá de la línea
de abajo, de arriba, de al lado, de aquí, de acullá
una granada que estalla en todos los sentidos
y te da la cifra de a dónde se dirige el ciego impulso
que traslada la frontera más allá del mojón concedido...
Es tuyo el trébol y tuya Wislawa
te lo dejo para tu uso de suertes trasnochadas
con el rescate de ese sonsonete
que dejaste morir en la piel de un delirio





.  




miércoles, 5 de julio de 2017

AMORES PRIMARIOS



Ayer. El recuerdo surgió intempestivo. Niño; 10 u 11 años. Pasaba todos los días bajo el balcón aquel. En la parte baja había una tienda llamada "Mis delirios". Ella tenía unos 12 o 13 y también se fijaba en el delgaducho que subía terminando el quinto desde el popular barrio Campoamor. La divina Providencia, todas eran unas calentonas, decíamos.
El niño, que ya había tenido sus escarceos con la dicha todavía no le había estallado en las manos el cohete. Pero un día supo lo que es estallarle el carruaje del corazón a uno en el pecho. Subía unos metros arriba de "Mis delirios" con una compañerita. Ya estaba desarrollada y por encima de la pechera azul celeste a cuadros surgían unas redondas manzanas que se reflejaban en los cachetes ruborosos. Esas manzanas engordadas parecen melones y la miró a la cara; ella volteó a mirar a su amiga: "¿Cuando haz visto una pera rosada?" y estaba encendida.
Le dijeron que se llamaba Rocío y nunca más pudo acercarse.

jueves, 22 de junio de 2017

CONSULTA A POETA





a: Fernando Arbeláez

Hoy estuve indagando en el rostro lívido
liviano y plano como un soplo de un poeta
que hablaba de “la rectitud de los sabios”;
mudaba su mueca con acordes de música china
en mis ojos que preguntaban a sus 93 años
mientras la faz saludable de los locos sentados en el aire
asegura que son ellos los sostenes -que no los brassieres-
de los delirios que los poetas sostienen en equilibrio
con festines y relaciones públicas
y así, lo real no es lo que parece
ya casi no hay fantasmas verdaderos por las calles
ahora están camuflados en la interfaz y el algoritmo
los pocos que deambulan son sombras que denuncian
la impostura del sol y las nubes besando la piedra
la misma de las ruinas sin vestigios de vetustas,
fachadas rozagantes, potentes estructuras
la misma de las letanías que sostienen el edificio de injusticia
que los “razonables” y engreídos sostienen con miedo y espejismo;
con celo se guardan en la gravedad desdeñosa los tesoros
qué mentiroso el poeta [vírgenes de las buenas personas
la sabiduría anda por senderos retorcidos
ese su sedal y el anzuelo sin retórica
¡claro que tenía gorda la cuenta con el tao!
Pero balbucía como un niño igual que yo ahora
[henchido de futuro
refutado por el éxito que me aseguro
él aún me refuta que pervivo
y me equivoco cuando corrijo con: Persisto
Entonces allá, en su sillón de emperador lejano
el poeta toca el gong de mi sien siniestra
presiento que tiene miedo
llamando protesta de la cena
de su última y verdadera refutación.



LOLITA



Esa niña a la que amo ¿cuándo le llegará el día?
En que me diga ¡tonto, el secreto guardado te habría!
Cuando con mis insinuaciones delirabas de angustia
el triángulo roto del pijama adivinando la hipotenusa
desde lo alto del elástico inteligente de mi tontería
que no te hacía caso de regar las matas
y te regabas encima de mí con explicaciones
más tontas aún que mis calzones de otro día
abandonados para que no encontraras excusas
pero el famoso guardarse debía de las trampas
y, no colegías, que hubiéramos dicho a las lentes
y a los lentos que te constreñían, no es cierto
[se borró la película
soy legal, ahora, pero doblemente pervertida
y acaso mis garras no quieran perdonar
el filo al que las ansias dieron lima;
tu carne quiero mezclar con todas las sangres

que entendieron mi carisma.

II
Llegaste, al fin, en un café de sueños
la mesa que se ufanaba de la música
que brotaba del humo tenía la cadencia de tus manos
me preguntabas ¿qué es lo puro?
Lo puro es caminar todos los caminos
sin preguntar por el que te ha tocado
es dejar que el viento toque la canción
en tus cabellos más que tus dedos
toquen la flauta del acaso
lo puro es dejar que se inicie un incendio
cuando tienes todos los fuegos apagados
lo puro es desandar todos los alfabetos
y hablar la lengua del silencio con ojos entornados
lo puro es que tus dedos no tiemblen
al no atinar en el ojo de la aguja, igual
acaso mi lengua en tu oreja no está anidando
como tu esperas, lo puro se ensucia de todo
y nada tiene que limpiarlo
la cera que tapiza tu vestíbulo brilla
cuando la voz de lo otro no es un paso
y si lo otro, por si acaso, se atreve
que se quite las sandalias y deje

en el jardín de sus intenciones sus pa-pathos.

BRUJOS




Eran una pareja de brujos. Saber si eran brujo y bruja o brujo y brujo o vicegénera podría causar curiosidad pero para el caso, importaba tanto como saber si la discusión o el delirio o la investigación que ahora adelantaban era producto de una exquisita e inaudita bola de cristal, si se encontraban en el éxtasis de alguna eco-localización de báquica orgía psilopcibínica o, simplemente, se miraban en un espejo que nadie veía.

El caso es que el frenesí de la escena a la que asistían, aunque era el de una multitud, no era una multitud de seres humanos acaso tratando de participar del demencial gorgotear de las maravillas técnicas que como nudos de alevinos hambrientos se lanzan sobre una larva de mariposa aún no vagarosa, pero sí, que la app para mirar las constelaciones con mapa incluido, que el programa espía de parejas celosas, que las formas de hacer conejo a las reglas financieras, morales o políticas, y sus perras implicaciones.
        - ¿Te parece que le está dando un beso?
        - Humm ¡en qué aprietos me pones!
Había un febril revoloteo de abejas en torno a una exposición de vasos de poliestireno en una galería inadvertida; cafetería de barrio. La caldera herviente de un café
  • Y si te dijese que mi percepción me indica que están haciendo un ritual de amor y muerte sin saber lo que una y otra cosa significan?
En tanto unas y otras iban y venían (tal que los filósofos antiguos alrededor del concepto tratando de entender los significados de lo trascendental) como aves de rapiña que todavía no aciertan a concluir si la mortecina les va a atacar o se va a defender, en el borde del cráter aquel y sus vahos se colgaba alguna a la que, peligrosamente, otra daba un rodeo para por detrás acercarse y tantear con patas y órgano chupador, el sitio del aguijón.
       - Entonces no pueden, ni de amor ni de muerte, hacer ritual alguno, si no saben
       - Pero algo comunican
La mano aquella sentía el cosquilleo de aquel ser ágil y curioso que se intercalaba con el posarse de sus compañeras en el marco de las gafas exhibiendo la entrada y salida del piquete, acaso quería, con el calor de una fe para la que K no existía pero seguía siendo ca-fé o, sencillamente, asumir la pose de como-si (tengo estilo, sí pero no estoy nervioso, estoy armonizando con él), abría y cerraba los dedos por los que se colaba la curiosidad, tratando de presentir un escarceo doloroso en una dimensión más acorde con su capacidad aunque no también con su posibilidad; él también era un insecto.

  • Podría ser un marco de lenguaje?
  • De qué ideas?
  • De pensar y sentir; de ver y entender; de entrar y salir; de adentro y afuera.
  • Pero, por eso te digo, si lo que hay en el fin del abdomen -y no vayas a decir boda-de-men- de la abeja es el aguijón...
El dedo índice se acercó al marco de pulidos lentes portando el cadáver de aquella pequeña criatura que en un momento dado se había lanzado en un impulso suicida sobre aquel lago obscuro. Era una incursión de abejas de una entre tantas colmenas. Había una revolución. Estas adelantadas investigaban y exigían explicaciones acerca de lo que se rumoreaba era la felicidad. Los rumores extendidos indicaban que un sector privilegiado de la colmena había descubierto el secreto: Una ciencia que los hombres que mataban y explotaban por la simple avidez de contrastar el piquete del sexo entre sus adentro y afuera sin el lastre de la llamada moral y la crítica y que llamaban api-terapia era el secreto de la felicidad para las abejas. El Estado necesitaba un chivo expiatorio.
Casualmente, en ese mismo momento, pasaba por allí una manifestación de maestros.




miércoles, 21 de junio de 2017

ESCRITOR


ESCRITOR
"Además de escribir, hay que ser escritor, eso es lo espantoso"
Antonio Ortuño
Sabes estar atento al primer silbido de la tetera
y sabes cómo conseguir audiencia con la reina de Inglaterra.


Sabes las artimañas del diablo para jugar a santos y pendencieros
sabes manejar, para que parezcan llenas, las redes financieras.


Transmites los escalofríos de las escaramuzas en la alcoba
cuando la pureza del espíritu adultera con la moral ramera
provocando escándalo entre el Santo Espíritu estético
y es que entre luces y sombras refulges como titiritero
de las relaciones públicas sabes cuando puñetero y cuando plañidera.


¡Muy bien, ya eres escritor!
aunque no sepas lo que significa la sangre de la letra.




viernes, 12 de mayo de 2017

CORTEJANDO A LA STA. "CARA BRAVA"


Ayer me puse a conversar con las nubes
hechas una sola mole de fantasmas
¡buenos días señorita "Cara-brava"
qué formas más exuberantes tiene
y qué rostro más sombrío
qué, por qué no muestra el alma?
y la levadura de la tierra levaba el pan del temor
y la fiesta de los pájaros cabildeaba con la hierba
la resaca cuchareando en silencio cantos de canguro
me lanzó entonces una gélida vaharada
¡ese no es su corazón! -dije-
es su insincera palabra
mañana cuando su prosa de agujas traslúcidas se derrame
sobre mi cara y sobre mi casa y sobre mi entereza ¿qué?
¿me va a devorar como a una brizna de paja?
¿me va a derretir el azúcar refinado en sus promesas?
¿se va a defecar sobre el café de mis esperanzas?
Entonces le planté, yo también mi apuesta plástica
y contraté un ejército hermético
que a san Germain le había cerrado la jeta
¡No me vaya a decir que usted es mejor que el agua tratada!
!Oiga usted, virgen por siempre jamás
no es la imaginación la loca, es la guerrera de la casa,
loca usted,
No me vaya a decir que es usted tan maleducada
de no dejarse llevar de la mano al molino de los besos
de la flor y las abejas y las manzanas
de las arenas con mil soles de naranjas
No me diga...No me diga...No me diga...

Y vea usted,
una tibia ráfaga se cernió sobre mis brazos como una corazonada
la señorita Cara brava y su mano me daban un lento adiós;
pronto verá mis otras caras.

Aunque por las grietas de mi madriguera
aún crece la flor de la melancolía
se chupa toda la furia de doña Cara brava
y la extensa pradera de mi rincón empieza
a arrullar un sueño
en Wall-mart comprando una cama de agua

II

¿Qué me dice usted; que le asombra mi ingenuidad?
que me atrevo a creer que puedo mirarle a la cara
que tiene innumerables rostros y ni siquiera puedo
ver la ridiculez de los medios y sus prudencias
no alarmar a la pública opinión,
entregar la noticia trasnochada
a veces tengo cara de pétalo acariciando su cara
cuando me escondo detrás de una máscara
de estrella incandescente; también doy puntapiés
y me levanto las faldas, más no me ves
en la China y en la conchinchina ¡qué me dices!
de mis nupcias con mi amiga luna, ese espejo
ese vidrio barnizado de ilusión argentina,
por dónde crees que hago camino y armo orgías
con los arroces y los maices y... más
¡dejarme llevar de la mano, tengo mil contratos!
con las cañas hay fidelidades e infidilidades  
que no se acomodan a tus caprichos comprehensivos.



miércoles, 10 de mayo de 2017

K

K

Llegó, entonces la más misteriosa

Falta-bote, alfabeto

¿Dónde echar el mar de infinitas combinaciones?

El brujo estaba en la cueva

Y la bruja lluvia empujaba la puerta

Un sortilegio

Le dije, soy Sherezada

Y tu estas hecha de un nudo

De mariposas, un nudo que anuda pájaros            

Mírate en tu sueño, crisálida[innominados

El espejo colgando de la pared

k y un monstruoso insecto


poniéndote nombre: Kafka

a-fe-que-principio-va

y nada le detiene... o algo

detrás de una familia exclusiva

qué no glamourosa, lenguaje mal-parido

¡Mano al kepis, saludad a la generala!

Esa que invisible aún manda

Aunque su ejercito sea un puñado de soldaditos de plomo

viernes, 5 de mayo de 2017

EPIFANÍA EN VERDE



“o la cura mediante la poesía que no puede ser coercitiva.

“...Un lugar para la incubación, donde la incubación
Era técnica y ritual, es decir soñar
Cuando había una epifanía y veías al dios”
Seamus Heaney, En el maletín (Luz eléctrica)

El verde, de-ver
No podía ser el azul
Más el amarillo de la mirada
Pero en la mira del hada
Teníamos la fe puesta
Cuatro elementos sentados a la mesa
Agua, tierrra, aire y fuego
Uno de ellos era medio maricón
Pero Dios sabe que los ángeles maricones
También son buenos
Discuten entre ellos
No, comentan
La historia de las refutaciones
Creer en lo que no ves
El viento
-profesor, no lo veo pero lo siento
En cambio, Dios-
Dios y la fuerza del concepto, hijo
-caballero, usted no es de este curso...-

Heaney está muerto
Pero ahí está, abriendo el gatillo
A la pistola de “la canción de Turpin”
Son chicos que aún creen en el amor
O quieren hacerlo
No es ético quitarles la ilusión
¿cuál parroquia es esta
De la que nos estamos yendo?
Si kubrick y la pantalla nos han dicho
Que existe el susto, lo vacío y el misterio
Niños, no es por el condicionamiento
Que el simio da la vuelta y oprime el botón
Es por el afecto
La pistola de los cuatro elementos
Dispara sus gatillos aspirantes
El total conocimiento
Y la historia de las refutaciones
Sigue remendando el rollo de la pelìcula
Pero las mejores notas se las llu-eva la economía
Y los niños siguen abriendo sus paréntesis
A todas las puertas desconocidas

Un poeta bajo la lluvia de un café
Quiere, sin trasladarla a la nube
Volver original la cinta
Más en el fondo todos los ángeles
Maricones o no, saben
Que quiere desarmar la naturaleza del proyector.





martes, 21 de marzo de 2017

dios Nuevo

dios hijueputa que ya se escribe con mayúscula
igual que el depuesto.
dios inter-net-o, maldito
que pretendes que mi humildad no tenga intelecto.
dios de dormidos que ves mi ojo con tu ojo soberbio que no es el mío
no has visto lo que vio el ojo del tiempo
y tu pobre sílice y filamento de ojo y circuíto
no ha estrechado aún la mano de eternidad
que mi dedo ha empujado en tu culo confuso.

Cómo hago para estallar esta pústula de prudencia
que postule el salto que no busca tierra sino cambio,
aunque eres maestro, en eso de aferrarte como la sanguijuela
que no conoce el río, sólo su fuerza y la acequia
tienes contado tu tiempo, amigo
pues de perfecto sólo tienes
el eterno retorno del círculo,
como yo, y aunque te escapes
por la maravillosa espiral del tornillo
tendrás, en el punto que se te escapa
la tumba cuan cuenta cuántica
que observa pero no contabiliza.

***

MARZO

Cielo prostático y su regadera lenta
impidiendo a su sol interior dar ínfulas
salir, matar su destino, apresar la letra
mientras, los poetas crucigramistas y su tetera
tocan la adormidera de su molicie y la técnica,
éste, que hasta en sus más insólitos meandros
esparcida y presa su testosterona tiene
a su cadena de tedio, acaricia
afilando la pobre estrategia que le matará su silencio
y dejará hablar tranquilas a las manos
que ahora se ahuecan
para que mientras deliran con paraísos
de amor y armonía se trabajen su dicha
ni números, ni claves, ni letras, ni columnas
puro río arrastrando su aluvión de tristeza.

***

REFUTACIÓN A AUDEN DE "SOLITARIOS SUPERIORES"

Una tumbona es síntoma de molicie
para escuchar música de seguridades;
un patio, sonidos de naturaleza tartamuda
hoy mi sofá está haciendo de diván de Freud
de todos los traumas de las potencias inferiores
la música callada, sin sentido, se queja
de incomprendida,
de un poeta prestante por su inteligencia del misterio
Los trinos de las esferas tejen con otros hilos
que otros pájaros sutiles recogen, albergan
bajo las alas como a polluelos presentidos
dan de comer a la angustia o a la presencia
y engordan un alfabeto que busca seducir vida
preñándole su muerte.
Teje y desteje, silente, la piedra, ese cementerio
que es el signo: Si y no de G,
la mano que esculpe el garbo
y su ideal de menear el rabo, comprende
hasta que natura libre de laburar de la mano
la cubre de olvido informe,
era estatua, era libro, era jeroglífico?
sólo ha de responder un vacío.



viernes, 17 de marzo de 2017

BALADA DE ESQUIZOFRÉNICO
Enfermito de desprecio te acurrucas en tu rincón
departiendo adivinanzas y consejas con tus miedos,
fantasmas, amigos secretos ¿quién eres? ¿qué pretendes?
ja, ja, ja, cantándote a ti mismo canciones de cuna
porque la nodriza nunca más ha vuelto;
tu ángel de la guarda se ha enojado
porque haz olvidado que era viernes de cuaresma
y canal porno te ha regalado su embeleco
y como te haz peleado con messenger no haz podido
calentar el cumpleaños de Pacho, de Margarita
-es más importante el frío de tu teléfono-
decir a Ulyses que todavía te gusta su pintura
de Floralia y sus dublineses post de pub viejo
entonces el ardor se va a la barriga
¡no, pues, qué descubrimiento! sea su propio psiquiatra,
somatizas, Prozac, da buen precio
mejor que cerveza en el rincón de Rosa
sale cara su agua de misterio ensalzado -y eso que fia-
de abogada de quijotes sin escudero desvarías
de Harvard a Universidad de Caldas en impedimentos
satélite y política han acortado el trecho
hoy, cuando te haz hecho letrista de Killer (the band)
y decidido ser su mánager gratuito;
hoy, cuando eres ídolo sotto voce de cientos virtuales
y los reales lo celebran para no obligarse
hoy, cuando tienes de rodillas el dios de tu ego
estás considerando si será realmente noble
al manicomio dejar llevarte y encimarles
a la Walser tu libertad y tu silencio.







viernes, 10 de marzo de 2017

MARZO LLAMANDO ABRIL

De tierras lejanas arriba un barco cargado de...
Poesía
En los suburbios del ser está el puerto
Qué es lo que sabe más el sauce por lejano
que por viejo
Derramando sus delgadas lágrimas hojas
Sobre tanto enredo
Checheres para tenderetes
Arrumadas ansias con precio
Mientras tú, pescador de mares secos
Refriegas al mundo tu libertad de vagabundo
Ellos, marinos pobres,
Te restregan sus aperos
Un trabajo, una vida, un salario
Y su esperanza
Ese depósito vacío de tus adentros
El sol radiante de invierno pone un anuncio
En el periódico del viento
No necesito un cura que me cure esta locura
Necesito un dios psiquiatra que trate el síndrome bipolar
de mi hijo, Clima
Se pone el vestido cenizo un día, sacrificio
Y al siquiente está lavándose la cara en santo oficio,
Fiesta, ábreme paso que esto es vida
Baila el vals que no es la bolsa de valores nimios
la que te pulla
Es el aguijón del espíritu




miércoles, 8 de marzo de 2017

DIA DE LA MUJER

Y, ¿por qué tendría que desear ¡Feliz día! a esa especie,
Motivo actual y perenne de los sufrimientos
Que te desdeña porque dinero no ganas
Ternura fastidio le produce y las ansias risas
Esa diosa caprichosa que se negó a juntos el proyecto
Esa briosa bestia protegida por la coraza de la rosa
Sangre hirviente en el caldero necesario
Ese misterio de leyenda que vendió la inocencia
A la provocación del mordisco y el beso
Ay, cuando la única que obligaría ya
se ha esfumado en el devaluado cielo
Acaso tan sólo a un portentoso ejemplar que generoso
mas ¡ah!, tan lejos, roca inquina al brillo del diamante
Y con él la negrura de su acero
donde reposa mi esperanza
Justo y sosegado final al héroe sin gesta
que no es lustre ni premio el deber
o la condena.

domingo, 5 de marzo de 2017

Esfúmate, sensación al acecho
Desnúdate, bruma de silencio
Revelate, radiografía del no
Abrazame, distancia
Vístete, indirecta
Escúpeme, remordimiento
Bésame, transpiración
Descúbreme, antena
Cargame, hormiga
Sopésame, lengua bífida.

viernes, 3 de marzo de 2017

FIDELIDAD

Y le soy fiel a esa fruta y su parte podrida
que pende del abismo sostenida por madura
                                    de la mano del horizonte
Sabe donde viven las ínfulas y sabe de sus mañas.

Recibió la herencia de la redondez sin alharacas
por eso ahora ejerce su maestría
aunque le escondan las hojas la resolución de la sombra, ciencia nueva y antigua
paga la apuesta a la bendición y a la fuerza.

Yo, que aferrado a su tallo leñoso reposo
le digo, con aires de turista sosteniendo la copa
que tengo la verdad en la mano y brindo
a nuestra salud mientras busco la forma
en que dar el salto nos va a poner a salvo
dando cara al oleaje sin paracaídas.

Entonces la danza de tiempos innumerables
nos entrega el ritmo como a palmeras
que retrataron desgracias de allá, abajo
donde la rastrera serpiente cobijo la verdad desnuda y le ahogó su convicción de inocencia
el abismo junto al cual creció
siempre dedujo la sorpresa del sol tibio
para respirar necesitaba la moral una culpa.

PUERTA


"Be just among the Filthy filthy too,
And in his own weak person, if he can,
Dully put up with all the wrongs of Man"
W.H. Auden (The novelist)

Se abstienen de tocar a su puerta
hasta los miserables negociantes de fruslerías
Un frustrado poeta
Que aún el mundo goza
Él, exprimiendo la vida.

Aunque le quitaron las armas
para reclamar el derecho
a limpiarse el sudor de la frente
Aún produce olor de sobacos
Y acumula humores
de ostra podrida
y se le ríe en la cara a la muerte
que ni se digna mirar la lista
y pide el favor que no la moleste
Un poeta, y sus muros de fe mentida
Ya llegará el momento de cotejar
esa canalla muralla
hacer experta y calculada
curaduría
costra sobre costra
herida sobre herida
Cada pasada de lengua
a escondidas
a costo justo de eterno agiotista
Y hasta una lágrima mezquinada
el show no lo puede desvirtuar
una mente entendida.

ESPEJO DE TORMENTA

¡Cómo puede ser posible!
Briosos corceles pacíficos
se encabritan
Sin dejar que les hable el mar
de la tormenta
está tan lejos,
tan lejos de las mentes despiertas
Tú, la unica lúcida
en los montes
que ve en los espejos de nubes
déjate
Que siga su marcha el destino de cada uno
Si Donald Trump es un icono
o un hilo
Si es la foto o la puntada
de un dios ciego
No te importa
Tú haz tus dibujos.

GALOPANTES CAMPANAS

Las galopantes campanas del tiempo lloran
Por aquellas mustias flores del amor
que agonizan respirando el aire de las certezas
de corazones que no saben leer manuales
donde se consignan las reglas
para beber el rocío de cada pétalo
que a su mañana dueña se niega a regar
y se entrega al viento
su propio manojo de hierba
y es manco ese viento
sólo sabe beber de cada atajo de                        risa que se encuentra
esa enseña de calavera que   piratea siempre el arrojo de cada soledad huérfana.

Que las sabias retortas lejanas
repartan el premio
donde la razón sin razón dio látigo a la angustia
para calmarla
como si ese numero de la formula
cargara los dados que tiran los elementos
mientras se cuentan sus amores secretos